lunes, 26 de marzo de 2018

"No llores, pareces una niña"

No queríamos terminar el mes sobre la igualdad de género sin hablar de esta frase que ocupa el título de hoy. 

¿Qué os parece a vosotros? ¿La seguís escuchando? Nos encantaría saber vuestra opinión, porque la verdad es que nosotros no la dejamos de oír y nos preocupa. Nos preocupa porque la repiten en películas, en series, en programas de televisión, en videojuegos, también en libros, en canciones, en la calle... ¡estamos rodeados de frases como esta! Por eso, es muy importante que sepamos que están ahí, que identifiquemos el daño que hacen y después educar conjuntamente a nuestros alumnos, a vuestros hijos, con la esperanza de que nuestra voz suene mucho más fuerte que todas las citadas anteriormente.

Queremos que nuestros niños sean libres de llorar, de abrazarse, de quererse, de ser sensibles, de ser ellos mismos. Queremos que no los comparen con las niñas, porque en la educación que defendemos los niños y las niñas no están compitiendo, están haciendo algo mucho más importante, están cooperando. Solo así podremos avanzar y ser felices. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario