lunes, 5 de marzo de 2018

La importancia de la educación sin distinción de género


La actitud sexista aún está muy patente entre los más jóvenes. Para prevenir actitudes discriminatorias es básica la educación para la igualdad desde la primera infancia y ser un modelo positivo de conducta. 

A pesar de todo, la mayoría de los jóvenes aseguran que, pese a estar informados de las campañas de sensibilización contra los maltratos o este tipo de actitudes, no lo trasladan a su vida diaria.
Para ello os dejaremos unas claves para evitar estas actitudes sexistas y así poder influenciar en su futuro comportamiento. 


Es importante conocer que la influencia y educación de los padres y del centro es uno de los principales factores para que el niño adopte una actitud más tolerante y respetuosa, menos discriminante hacia el otro sexo y más igualitaria.
A continuación, presentamos algunos de los factores que ayudarán a educar a los niños en la igualdad:

·         Repartir las labores del hogar. Son el ejemplo más paradigmático. Si desde pequeño se inculcan que el hogar y las tareas que conlleva es responsabilidad de todos, le será más complicado observar diferencias de género. Esto adquiere especial peso en un mundo en el que las responsabilidades laborales suelen estar repartidas a partes iguales entre padre y madre.


·         Expresar los sentimientos. Debe ser percibido como algo totalmente individual y natural, que depende de la persona y no del sexo. El tópico de que los hombres no deben llorar en público aún está muy extendido y ayuda a fomentar la actitud discriminatoria. Si un niño ve que sus padres expresan sentimientos con libertad lo percibirá como un signo de igualdad.


·         Evitar el lenguaje sexista al hablar. Muchas veces pueden hacerse comentarios sexistas o emplear palabras de desprecio hacia el sexo opuesto, incluso sin caer en la cuenta de ello. Es una actitud a evitar, puesto que los niños tienden a imitar cualquier cosa que hacen o dicen sus padres.


·         Elección de las actividades extraescolares. No trabajes con el supuesto de que los chicos vayan siempre a hacer deportes y que las chicas van a elegir danza y música. Todas las actividades son adecuadas para todos, y es algo que sólo depende de los gustos y de la vocación de cada persona.

·         Juguetes. Una de las fuentes de discriminación que parecen más inofensivas. Existe el peligro de que los pequeños entiendan que tienen asignados unos roles. A la hora de jugar, todos pueden usar libremente todos los juguetes. De hecho ello les permitirá también el desarrollo de su imaginación y de su creatividad.

Además de los factores citados, ten siempre presente el fomento del espíritu crítico entre los hijos. Cualquier estímulo (el cine, los medios de comunicación, etc.) puede ser aprovechado para que los pequeños vayan entendiendo, poco a poco, que la realidad es mucho más compleja.

Por último, os dejamos los enlaces de unas guías que os explican un poquito mas en profundidad como abordar el tema desde diferentes edades y juegos para poder llevarlo a la practica con los mas pequeños de la casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario