miércoles, 23 de marzo de 2016

Los niños que juegan con sus padres son más felices e imaginativos

El juego entre padres e hijos hace a los niños más felices, imaginativos y tolerantes. Los niños que juegan con sus padres tienen también más éxito en la escuela.

Jugar con los hijos no significa perder el tiempo, fomenta la autoestima, infunde seguridad al niño, promueve las habilidades socioemocionales, fomenta la creatividad infantil y el éxito escolar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario