jueves, 26 de noviembre de 2015

Durante el mes de noviembre hemos tratado de ayudar a estimular la imaginación y la creatividad natural de los niños. El desarrollo de la creatividad es clave si queremos tener niños independientes en su forma de pensar, que puedan asimilar bien las situaciones que viven y que sean sensibles al entorno.
Un niño creativo es capaz de encontrar diferentes alternativas de solución a los problemas que se le planteen y mejoran su rendimiento escolar.

Para finalizar el mes de la imaginación y la creatividad, os proponemos mancharos las manos con harina y cocinar con vuestros hijos e hijas. Además de contribuir a desarrollar  la creatividad, ayudará a fortalecer el vínculo entre padres e hijos.
http://www.pequerecetas.com/cocinar-con-ninos/

No hay comentarios:

Publicar un comentario